Sobeler.com

miércoles, 12 de julio de 2017

NITECORE CONCEPT 1

NITECORE CONCEPT 1
LED: CREE XHP35 HD CW
Batería: 1x 18650, 2x (R)CR123a
Modos: 5 intensidades, 3 estroboscópicos
Interruptor: Digital, en cabeza.
Fecha: Julio 2017
Enlaces:
Nitecore.com · ForoLinternas

English translated review links:
CPF · BLF · Fonarevka

INTRODUCCIÓN
Nitecore acaba de lanzar una nueva linterna, esta vez algo distinta a lo que nos tiene acostumbrados esta marca. Ya el propio nombre de este nuevo modelo nos adelanta un poco que tipo de linterna estamos apunto de conocer: Concept 1. Tal y como Nitecore la describe. la Concept 1 es un símil a lo que en el mundo de la automoción se conoce como los diseños de vehículos concept: Normalmente un diseño atrevido y adelantado a su tiempo en el que los diseñadores e ingenieros de la marca muestran al mundo un alarde de las metas tecnológicas que la marca tiene en mente.

Al contrario que en la automoción, donde los diseños conceptuales no sirven más que para presentaciones y ferias, Nitecore ha comercializado la Concept 1 de manera que los usuarios finales tengan la oportunidad de adquirir un modelo sobre el papel novedoso y llamativo.


La caja de la linterna es distinta a las habituales de Nitecore, y en lugar de seguir el estricto esquema de colores de la marca, en esta ocasión nos encontramos con una caja completamente negra en la que una ilustración de la linterna preside el centro del frontal, y el resto de textos y datos son minimalistas y muy discretos.


En el interior encontramos una bandeja de plástico con la linterna, una funda textil, correa muñequera de paracord, recambio de o-rings - y la habitual documentación que acompaña a todos los productos de esta marca.


Mencionar que desde hace poco Nitecore está traduciendo sus manuales de usuario a bastantes idiomas aparte de los dos habituales (chino e inglés) y lo podremos leer en castellano. 


La funda incluida es la típica que se puede ver en otros modelos de la marca. Ademas da la sensación de que le va bastante grande. En este caso, la funda no tiene nada de conceptual.


ASPECTO EXTERIOR
La Concept 1 es una linterna bastante original en su diseño. En general sus líneas son sencillas y nada complicadas, y llama la atención que, dadas las cifras que Nitecore anuncia, la linterna no ningún tipo de aleta de disipación ni mecanizado que multiplique su superficie en contacto con el aire.



La parte superior tiene un acabado liso con algunos grabados de logotipos en la cabeza, y tanto el cuatro inferior como el tailcap tienen un acabado en knurling no demasiado agresivo pero que facilita bastante el agarre a la hora de desenroscar.




Las dimensiones son contenidas, aunque para nada estamos ante una linterna ultracompacta como podrían ser las DQG Tiny18650. Con algo más 110mm de largo y un diámetro de 25mm en la óptica, y un peso sin batería de unos 62g, la Concept 1 se queda en simplemente compacta.


La óptica está compuesta por un bisel plano, lente de vidrio con tratamiento AR, reflector liso con el XHP35 HD correctamente centrado. El acabado general de la óptica, como es costumbre en esta marca, impecable.


Junto a la cabeza encontramos algo novedoso. Se trata de un concepto de interruptor algo distinto a al típico recubrimiento de silicona o botón metálico. 


Lo que Nitecore ha implementado en la Concept 1 es una especie de botón basculante que, mediante un interruptor  situado en la parte inferior, actúa sobre el circuito de la linterna. El botón está realizado en metal, presumiblemente acero inoxidable, y va sujeto por un pequeño tornillo phillips. Como podréis haber imaginado, este diseño hace que los encendidos accidentales sean extremadamente comunes si llevamos la linterna en un bolsillo. El interruptor tiene además algo de holgura, transmitiendo una sensación de traqueteo cuando ponemos el dedo sobre el.


El clip va sujeto mediante tornillos a la cabeza. El diseño del clip es similar al que se podía encontrar en las antiguas EX11/D11, solo que en lugar de titanio el que encontramos en la Concept 1 es de acero lacado en negro.


La linterna se puede desmontar en tres partes. La cabeza suelta tiene un peso considerable, lo que denota el empleo de metales de alta densidad en su construcción interna. El contacto para el polo positivo sobresale sobre el perfil, por lo que podemos utilizar sin problema alguno baterías flat-top. Las roscas tienen un corte estandar triangular, están anodizadas y llegan limpias y correctamente engrasadas.


El tailcap tiene la base completamente plana, permitiendo colocar la linterna en tailstand de forma estable. 


El espacio para la batería es generoso, con suficiente alojamiento para utilizar baterías 18650 protegidas. 

Bajo el muelle situado en el interior del tailcap hay un imán que permite fijar la linterna a superficies férreas. He de decir que el poder magnético del imán me parece más bien justo, y es conveniente asegurarse de que la linterna queda bien fijada.


INTERFAZ DE USUARIO
La Nitecore Concept 1 cuenta con un interfaz de usuario bastante completo, y al contar únicamente con un interruptor el manejo y acceso a todos los modos y funciones consta de diferentes combinaciones y secuencias.



  • Encendido y apagado: Para encender hay que mantener apretado el interruptor durante aprox. 0.5sec. Para apagarla basta con una pulsación sencilla.
  • Grupos de modos: La Concept 1 tiene dos grupos de modos: General y Táctico. La diferencia entre los dos modos es que el General tiene acceso directo al Turbo, mientras que el táctico lo tiene al estroboscópico. Para conocer en que modo estamos, desenroscaremos ligeramente el tailcap y, con el interruptor presionado, volveremos a roscar: un parpadeo denota que nos encontramos en el modo General, dos para el modo Táctico. Para seleccionar el otro grupo basta con repetir la operación.
  • Cambio de modos: La selección de modo ha de hacerse desde apagado, manteniendo pulsado el interruptor la linterna comenzará a alternar entre las cinco intensidades de forma ascendente, con un intervalo de aproximadamente 1 segundo en cada modo. Cuando estemos en el modo deseado basta con soltar el interruptor para que quede fijado.
  • Memoria: La linterna recordará nuestra selección de modo y en el siguiente encendido iremos directos a ese modo. Si mantenemos el interruptor pulsado el alternado entre los modos comenzará desde el que hemos memorizado previamente.
  • Acceso directo a Turbo/Estroboscópico: Como ya he comentado, en función del grupo de modo en el que nos encontremos la linterna tendrá acceso directo al Turbo o al estroboscópico. Para acceder directamente a estos modos desde standby basta con realizar una rápida triple pulsación. De igual forma, con la linterna encendida basta con mantener pulsado el interruptor para un acceso momentáneo al Turbo, volviendo al modo anterior tras soltar el interruptor.
  • Acceso directo a Lower: Con la linterna apagada, una doble pulsación la encenderá directamente en el modo más bajo de todos. 
  • Modos especiales: Los modos  estroboscópicos se encuentran ocultos. Para acceder a ellos basta con realizar una triple pulsación desde encendido, accediendo al modo estroboscópico de frecuencia variable. Si mantenemos pulsado por aprox. 0.5sec pasaremos al modo SOS, y si repetimos iremos al modo baliza.
  • Lectura de voltaje de la batería: Cada vez que rosquemos por completo cualquiera de las roscas de la linterna la linterna realizará una lectura de voltaje de la batería, y nos lo mostrará mediante una secuencia de destellos: cuatro destellos, seguidos de una pausa y dos destellos más nos dicen que la batería está a 4.2V. 
  • Bloqueo: Desgraciadamente la Concept 1 carece de un bloqueo electrónico que evite su activación accidental. Sin embargo, al contar con ambas roscas anodizadas basta con un ligero desenroscado de cualquiera de las dos para evitar que la linterna se encienda accidentalmente cuando, por ejemplo, la llevamos en un bolsillo y a la vez eliminará cualquier corriente de standby siempre presente en linternas con un switch electrónico. Tras mis propias mediciones he advertido que el circuito de la Concept 1 requiere de un consumo de standby de alrededor de 0.011mA, una corriente bastante baja.
(Todas las mediciones están tomadas siguiendo el procedimiento ANSI NEMA FL1, tomando como valor el punto más alto de la lectura comprendida entre el segundo 30 y el 120 tras su encendido. Más detalles aquí.)
El reparto de intensidades está, en mi opinión, bastante bien espaciado. El modo más bajo ofrece poco más de un lumen. Los modos Low y Mid están muy bien ubicados, con intensidades acordes para un uso cotidiano. El modo High es prácticamente el modo más al que que encontraríamos en cualquier 18650 compacta... y nos queda el Turbo que, dependiendo del tipo de batería que utilicemos nos ofrecerá una salida descomunal para momentos puntuales. No hay presencia de PWM en los modos, todos parecen estar conseguidos mediante corriente regulada.


RENDIMIENTO
Esta nueva familia de emisores LED de altísima salida necesita, como no podría ser de otra forma, de baterías capaces de entregar altas corrientes de forma estables y continuas. Por eso Nitecore recomienda el uso de una batería IMR o en su defecto de una que sea capaz de ofrecer una descarga constante de 6 amperios. En mi caso, he testeado la linterna con varias baterías y he podido ver como con las típicas baterías protegidas la linterna es incapaz de llegar al modo Turbo, y o bien se apaga por corte del circuito de la batería o vuelve automáticamente al modo bajo.


 Para el habitual test en el modo de máximo rendimiento he empleado una IMR18650 de las que Nitecore comercializa para su TM28, y para comprobar la diferencia he repetido el test con una mundana NCR18650A. Podeis ver como la curva de descarga es bastante distinta entre ambas baterías: La IMR ofrece una salida inicial bastante más alta, y parece mantener una lucha constante por no bajar un modo, mientras que la Panasonic los tres minutos ya es incapaz de suministrarle la corriente necesario y parece estabilizarse a una intensidad alrededor de los 730lm. La diferencia en el comportamiento entre las dos baterías es, seguramente, debido a que en la IMR es la gestión térmica la que decide la salida máxima de la linterna, mientras que con la NCR18650A lo decide el voltaje de la batería.


En esta ampliación (a la máxima resolución que mi instrumento de medición y logeo de datos me permite) se puede observar el comportamiento de ambas baterías durante el primer minuto de uso continuo. Ambas curvas muestran un curioso pequeño bajón a los siete segundos, que la IMR parece intentar remontarlo. Curioso...


Al acceder al modo Turbo mediante acceso directo con pulsación mantenida la linterna parece no actuar bajo los efectos de la regulación térmica, y ofrece una salida extremadamente alta durante unos cuarenta segundos, momento en el que pega un bajón. Imagino que este bajón es debido a sobrecalentamiento, ya que en ese punto la temperatura es realmente elevada y la Concept 1 se vuelve bastante complicada de sostener en la mano.


Además, una vez efectuado el bajón, la linterna puede repetir la secuencia, aunque seguramente debido al aumento de la temperatura, el ciclo es cada vez más corto.


Comparada con otras linternas compactas de alto rendimiento, la Concept 1 parece beneficiarese de ese extra en eficiencia que su XHP35 ofrece frente a los clásicos XM-L2 o XP-L.

PROYECCIÓN
La proyección es bastante común, muy similar a la que encontraremos en la mayoría de linternas compactas de un solo LED.


Tenemos una proyección claramente inundadora, aunque gracias al empleo de un reflector liso y el perfecto centrado del emisor LED la Concept 1 cuenta con un hotpost bien definido y que, según fabricante, tiene un alcance de 220 metros ANSI.


El tinte es blanco frío con una ligera tendencia al verdoso, especialmente visible en la corona que rodea al hotspot. Este tipo de distorsión cromática se ha convertido ya en algo común para linternas que utilizan emisores CREE de última generación.



CONCLUSIÓN PERSONAL
Esta Concept 1 me ha dejado un poco con sentimientos encontrados. Por un lado, me esperaba una linterna más compacta y quizás algo más innovadora, pero por otro no me esperaba estos niveles de eficiencia a tan alta salida como los que he podido comprobar.


MecArmy PT18 · Manker U11 · Nitecore EC21 · Nitecore Concept 1 · Convoy S2+

Aspectos negativos: El interruptor es, en mi opinión, todo un atraso. Además de no aportar nada (más allá de una estética ¿futurista?), hace extremadamente fácil activar accidentalmente la linterna. Estamos hablando de una linterna que momentáneamente emite 1800lm reales, que con la vista adaptada a la oscuridad pueden darnos un buen disgusto. El interfaz de usuario carece de un bloqueo electrónico, que resultaría muy útil. Tampoco me gusta nada tener que apagar la linterna para cambiar un modo, y no es la primera linterna que he visto en los últimos tiempos que precisa de este tipo de combinación para pasar del, por ejemplo, bajo al medio. Por otro lado, el imán situado en el tailcap es más bien endeble, y al colocar la linterna paralela al suelo, hay muchas posibilidades de que la linterna acabe "resbalando" hacia abajo, llegando incluso a soltarse. Por otro lado, creo que el diseño de conceptual, más allá del ya mencionado diseño del interruptor, tiene bien poco, y me esperaba una linterna más compacta de lo que he encontrado. Incluso la Nitecore EC21 (de 2014) es más corta, y cuenta con un interruptor doble más o menos en el mismo sitio que esta Concept 1.

Aspectos positivos: Lo primero que me llamó la atención al encender esta linterna en el modo Turbo fue, más que la cantidad de luz emitida, lo rápido que la cabeza sube de temperatura. Al desmontar y sostener solo la cabeza uno ya puede intuir como Nitecore ha empleado metales de alta densidad en el diseño interior, capaces de tolerar mejor la alta temperatura que el XHP35 genera cuando le damos la corriente acorde. La gestión térmica es una buena alternativa a la controlada por tiempo, y permitirá una mayor salida si las condiciones ambientales lo permiten. El acabado mecánico de la linterna es impecable, así como el anodizado y los muy bien definidos grabados. El espaciado de los modos está muy bien conseguido. Las función de lectura de voltaje me parece una solución mucho más útil que la mera indicación de estado con 4, 3, 2 o 1 destello. La posibilidad de escoger entre un acceso directo al estroboscópico o al turbo está muy bien traída.

Nitecore Concept 1 facilitada por Nitecore para análisis y publicación de review.

martes, 13 de junio de 2017

FENIX FD20

FENIX FD20
LED: CREE XP-G2 S3 CW
Batería: 2x AA
Modos: 4 (L-M-H-T)
Interruptor: Reverse, en tailcap
Fecha: Junio 2017
Enlaces:
FenixLight · FenixLinternas · ForoLinternas

English translated review links:
CPF · BLF · Fonarevka

INTRODUCCIÓN
Fenix ha actualizado recientemente su joven línea FD con una doble AA muy curiosa que hoy tengo el placer de revisar gracias al departamento de marketing de la compañía y también al distribuidor nacional de la marca, FenixLinternas.com. La gama FD de Fenix es una de las más curiosas ya que aglutina sus modelos enfocables, algo que la mayoría de fabricantes de renombre tienen casi completamente olvidado.


La presentación del producto es excelente, como es habitual en Fenix. Dentro de una caja de cartón impreso a todo color con especificaciones y detalles varios sobre el producto encontramos una bandeja de plástico que contiene la linterna y sus accesorios.


Además de la linterna encontraremos una correa muñequera, los típicos recambio de o-ring y pulsador de silicona, una pareja de baterías AA alcalinas, tarjeta de garantía, manual de instrucciones y una básica funda textil para la linterna.


Aunque sencilla, la funda es sencilla pero cumple a la perfección con su función y siempre es de agradecer que los grandes no obvien estos detalles.

ACABADO EXTERIOR
Los acabados mecánicos, como no podía ser de otra forma solo pueden denominarse de una manera: Fenix. Tanto el mecanizado de todas las piezas que componen el cuerpo de la linterna, como el anodizado que lo recubren es perfecto, libre de desperfectos y con un color de tono uniforme en todas las distintas piezas.


El mecanizado es bastante completo, pero el diseño en lineas generales no resulta sobrecargado. La cabeza contiene partes móviles como el anillo o el reflector extensible, que quedan perfectamente integradas en el diseño y son difícilmente advertibles si no se conocen los detalles particulares de este modelo.


La longitud de la linterna varía en función de la posición del reflector abatible, llegando hasta un máximo de 158mm de longitud total, 153mm de mínimo y un diámetro máximo en su óptica de 25mm. El peso se queda en 87g excl. las baterías. Ambos valores muy reducidos para tratarse de una doble AA.
La óptica ajustable es un concepto ciertamente curioso. Se trata de un reflector liso dividido en dos partes: La central, donde está el XP-G2, es fija. La parte exterior es móvil, y podemos extenderla o contraerla girando el anillo dentado.


El anillo giratorio mediante el cual ajustamos el enfoque tiene un tacto ciertamente duro, lo que hace necesario el empleo de ambas manos para accionarlo: Una sujeta la linterna y la otra lo hace girar. Quizás con el uso y el tiempo la resistencia del anillo ceda y permita enfocar con la misma mano con la que se sujeta la linterna, pero recién sacada de la caja me resulta ciertamente imposible. El anillo no tiene un principio y un final, y si seguimos girándolo va sucesivamente pasando de una posición a la otra.


Al contraerla utilizaremos solo la parte central del reflector, generando una proyección más amplia y menos definida. Si extendemos el reflector exterior rebotaremos parte de la luz generando un hotspot bien definido y una proyección algo menos amplia.

El aspecto de la óptica es limpio, con el LED perfectamente centrado. La lente de cristal tiene el típico tratamiento anti reflejos. Los dos reflectores son lisos y libres de cualquier imperfección.

La única parte desmontable de la nueva FD20 es el tailcap. El contacto para el positivo de las baterías cuenta con una protección mecánica contra la polaridad inversa. El contacto negativo, situado en el tailcap, está integrado en el circuito del interruptor que es desmontable mediante una anilla circlip.


La parte central del tubo tiene un excelente knurling romboidal, que genera un excelente agarre. El diseño del cuello se asemeja al de otros modelos actuales de la marca.


El diseño del tailcap permite colocar al linterna en tailstand, aunque no de manera muy estable ya que el recubrimiento de silicona del pulsador sobresale ligeramente. Las roscas son cuadradas, completamente anodizadas y llegan correctamente lubricadas.


INTERFAZ DE USUARIO
El interfaz de la FD20 es ciertamente sencillo y fácil de dominar. Tan solo cuenta con cuatro modos, todos ellos seleccionables mediante el interruptor reverse situado en el tailcap de la linterna.



  • Encendido y apagado: La linterna se activa mediante un click completo (pulsar hasta oír el click y soltar) de su interruptor mecánico situado en el tailcap. Repetir el click completo para apagarla.
  • Cambio de modos: Con la linterna encendida, basta con presionar ligeramente el interruptor (sin llegar a hacer click) para interrumpir el circuito momentáneamente, y al soltar el interruptor la linterna cambiará de modo. Los cuatro modos disponibles están dispuestos en orden ascendente: bajo-medio-alto-turbo.
  • Memoria: La Fenix FD20 cuenta con una función de memoria que recuerda el último modo utilizado y accede a el en su próximo encendido.
  • Bloqueo: Esta Fenix puede ser bloqueada mecánicamente gracias a sus roscas anodizadas mediante el parcial desenroscado de su tailcap, lo que evitará encendidos involuntarios.

(Todas las mediciones están tomadas siguiendo el procedimiento ANSI NEMA FL1, tomando como valor el punto más alto de la lectura comprendida entre el segundo 30 y el 120 tras su encendido. Más detalles aquí.)
El reparto de modos es bueno, aunque quizás hubiese sido una buena idea haber dejado el modo bajo más cerca de los 3 lumen como en la LD12. La correlación entre lo medido y lo especificado por el fabricante es como de costumbre realmente buena.

RENDIMIENTO

La curva de su modo más alto nos muestra como Fenix ha integrado una especie de stepdown gradual que comienza a reducir gradualmente la salida de la linterna una vez pasados tres minutos desde su encendido en el modo más alto. Este bajón lo hace de manera gradual y a lo largo de nada menos que aproximadamente 20 minutos, pasando de unos 375 lumen a unos 280 lumen, los cuales la linterna mantiene de manera lineal por el resto de la vida útil de la pareja de baterías.

PROYECCIÓN
La proyección dinámica de la Fenix FD20 resulta ciertamente sorprendente. Está a medio camino entre lo que se consigue con lentes asféricas ajustables y lo que otros fabricantes consiguen mediante lentes TIR móviles.



Como podéis advertir, la proyección en "floodlight" (con el reflector completamente retraído) es bastante más amplia que en "spot" (con el reflector completamente extendido). En "spot" el punto central queda realmente bien definido, un una corona algo amplia y con un peculiar aspecto ligeramente cuadradi. Los límites de la proyección, al contrario que en posición "floodlight" están bien definidos.


El ángulo de salida es bastante distinto entre ambas posiciones, permitiendo abarcar una zona más amplia con "floodlight" o iluminar una zona concreta más lejana con "spot".

Otro aspecto interesante es que las posiciones intermedias son útiles, y podremos ajustar la geometría de la proyección a nuestro antojo sin tener que lidiar con los anillos oscuros, aberraciones o posiciones nada útiles como si ocurre en otros modelos enfocables.


 

Comparada con una linterna de proyección equilibrada como la PD32 y frente a otra de carácter puramente inundador, la Fenix FD20 muestra como puede abarcar (dentro de sus posibilidades lumínicas) los dominios de los dos tipos de linternas de una forma más que aceptable.


El tinte del CREE XP-G2 S3 es blanco frío con una marcada tendencia hacia el verdoso.


CONCLUSION PERSONAL
Indiscutiblemente Fenix es uno de los fabricantes mundiales líderes en el sector. Esto le sirve para ofrecer, además de productos de calidad contrastada y altamente populares, alternativas que innovan y se adentran en campos a los que la competencia prefiere no acercarse.


Fenix FD20 · Fenix E21 · Maglite 2AA PRO+ · Nextorch MyTorch 2AA

He de reconocer que, quizás por mi baja expectación por las linternas enfocables en general, la FD20 me ha sorprendido de forma grata, además de por su ADN Fenix, por su proyección realmente buena y cuidada.

Fenix FD20 · Fenix PD32 2016 Ed. · Fenix LD12 2017 Ed.

Aspectos negativos: Personalmente hubiese preferido un modo bajo algo más bajo, algo en torno a los 2-3 lumen para un uso cotidiano. El tacto del anillo es, recién sacada de la caja, algo duro y requiere del empleo de ambas manos para accionar el mecanismo de enfoque. El tinte frío tiene un matiz verdoso nada agradable.

Aspectos positivos: A destacar especialmente la limpieza en la proyección y la ausencia de los típicos artefactos, aberraciones y anillos concéntricos que se suelen encontrar en las enfocables, especialmente en posiciones intermedias. Calidad contrastada Fenix, con acabados mecánicos excepcionales y ausencia completa de imperfecciones. Interfaz extremadamente sencilla, ideal para un modelo de estas características.